En Huelva hay donde elegir. La larga costa atlántica de la provincia surte a los mercados del mejor pescado y marisco fresco. Acedías, lenguados, atunes, langostinos, corvinas, cigalas, rapes, caballas… Y productos con ADN onubense. Como el omnipresente choco, una especie de sepia que se cocina de todas las formas posibles (fritos, enteros, en guisos, en albóndigas…) y que incluso da sobrenombre informal a los habitantes de la ciudad; las coquinas, un bivalvo muy especial con un sabor inconfundible; la mojama de Isla Cristina, una salazón de atún también llamado el jamón de mar; y la gamba blanca de la costa de Huelva, que no necesita presentaciones.

El interior de la provincia, por su parte, brinda un sinfín de productos con la calidad como principal característica, entre los que el rey incontestable es el cerdo ibérico. Además del internacionalmente conocido jamón de Jabugo, un producto gourmet que en Huelva se come hasta para desayunar..

Otra alternativa son las setas que brotan cada otoño e invierno en el norte y oeste de la provincia, y entre las que sobresale el gurumelo, una deliciosa especie que crece en tierras onubenses. Los berries (fresas, arándanos, frambuesas y moras) son el contrapunto dulce que se extienden en las llanuras del este y oeste, en especial en El Condado, tierra milenaria de vinos y vinagres con Denominación de Origen, el acompañamiento perfecto para regar el resto de productos de una gastronomía rica, diversa y equilibrada.

Huelva es una zona de amplia tradición marinera y su gastronomía siempre ha estado muy ligada al mundo de la pesca. Punta Umbría, Isla Cristina, El Rompido… nos traen mariscos inigualables, desde la famosa gamba blanca hasta la coquina, pasando por un enorme abanico de pescados como el lenguado, rape, corvina o atún. Y qué decir del popular choco, con un sabor exquisito en cualquiera de sus maneras de preparación.

Moluscos como la coquina, la almeja fina o la navaja se cocinan al vapor o marinados. Mariscos como la gamba fina de Huelva se consumen cocidos o se convierten en base para multitud de recetas. El pescado, rico y variado, se presentan a la plancha, adobado o asado, sin olvidar el conocido "pescaito frito" compuesto de los manjares marinos (choco, acedías, salmonetes, adobo, boquerón…). Además estos productos a veces se convierten en la base de platos exquisitos como la raya con pimentón o el picadillo.

El sentir marinero ha dejado huella en las conservas de pescado, desde la mojama de atún a las conservas de caballa o melva en aceite de oliva.

Marcada por su característica climatología, nuestra tierra es fértil y presenta una variedad y una riqueza natural espectacular. Adentrarse en Huelva es descubrir un mundo mágico de lugares, sabores, tradiciones, tipos de cultivos, productos autóctonos. Cada comarca de la provincia es rica en algún matiz, y la capital aglutina toda esa diversidad.

La Sierra con sus dehesas de cerdos ibéricos plagadas de castaños y encinas es el entorno natural perfecto para su crianza, de la que se obtiene toda una variedad de ibéricos de impecable calidad. Su producto estrella, el Jamón de Jabugo, conocido mundialmente.

El Andévalo y Cuenca Minera nos deja paisajes de campiñas, monte bajo, dehesas, bosques, huertas y cultivos múltiples, tierra de buenos pastos y carnes, el cordero y el vacuno, y rebosante caza. De esta riqueza cinegética salen platos de una exquisitez extrema, como codornices y perdices escabechadas, el conejo en salsa, el estofado de cerdo salvaje, los pichones asados, perdiz con col, el venado en aliño o la pata del jabato al horno.

El Condado, riega nuestra gastronomía con vinos de notoria calidad. Su territorio de viñedo se extiende por más de diez mil hectáreas , por 14 municipios, por terrenos levemente ondulados o llanos, por suelos francos un poco alcalinos, más o menos fértiles, tan ideales como su clima para el cultivo de la vid.

Berries

Setas

Aceite de Oliva

El aceita virgen extra de Huelva, conocido como "oro líquido", es una de las joyas gastronómicas más desconocida de la provincia. El tándem entre las inmejorables condiciones climatológicas de nuestra tierra y el esfuerzo de las cooperativas, nos regalan uno de los mejores aceites del mundo.

En Huelva se extienden más de 30.000 hectáreas de olivar, en su mayoría concentrada en la comarca de El Condado, de los cuales se extrae aceites con una calidad inigualable. Esta calidad está respaldada por un certificado distintivo, La Marca de Garantía Aceite de Huelva, la cual examina y cerciora que el aceite de oliva cumple con unos estrictos requisitos, en especial en lo que concierne a su calidad, origen geográfico y modo de elaboración.

Ibéricos

Los cerdos ibéricos de la provincia de Huelva son un referente internacional de pureza racial. Su producto estrella, el jamón ibérico de bellota, es apreciado en todo el mundo por su sabor extraordinario y una calidad reconocida dentro de la Denominación de Origen Protegida Jabugo.

Sin embargo, cada parte del animal ofrece una experiencia gastronómica sin igual, desde las carnes frescas hasta los embutidos como la caña de lomo, el morcón o el chorizo.
Tal y como dice el proverbio, '¡Del cerdo hasta los andares!"

D.O Condado de Huelva

En la provincia de Huelva, abarcando diecisiete municipios, se encuentra la Denominación de Origen Condado de Huelva, en una extensión de 6000 hectáreas. Esta comarca produce vinos generosos, distinguiéndose los del Condado Pálido -de color pajizoº- y los del Condado Viejo -de color caoba-.
Vino naranja del Condado: el único vino Naranja con Denominación de Origen a nivel europeo es el vino del Condado de Huelva, y esto es posible dado que nace de un vino certificado por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Condado de Huelva o de un mosto de uva fresca cultivada en la zona de DO.
Vinagre del Condado de Huelva/vinagre viejo Condado de Huelva: son vinagres enriquecidos con vinos generosos y licor de la Denominación de Origen Condado de Huelva, elaborados mediante fermentadores con un residual en alcohol de procedencia del vino utilizado no superior al 0,5 % vol.

IGP Mojama de Isla Cristina

La mojama se obtiene de la parte noble del atún denominada lomos, los cuales son sometidos a un tratamiento ancestral en salazón y secado al aire, utilizado por fenicios, tartesos y romanos.
Tiene un aspecto exterior marrón oscuro que al corte muestra una coloración granate con distintas tonalidades que reflejan las vetas propias de los lomos de atún. Presenta una textura compacta y lisa, de olor suave y sabor agradable a pescado azul ligeramente salado.
Sus cualidades tan características y el método de elaboración “artesanal e imperecedero”, dan razones para dotar a este alimento con el distintivo de calidad de la Unión Europea.

D.O.P Jabugo

La sierra de Huelva es la cuna del jamón Denominación de Origen Protegida Jabugo. Sus dehesas son el escenario en el que crecen los cerdos ibéricos y donde se alimentan de bellotas en la época de montanera.
Los cerdos son de raza 100% Ibérica o cruce del 75% de sangre ibérica, y son sometidos a un proceso de elaboración y control estricto. Deben ser sacrificados en la zona de crianza, es decir, en alguno de los 31 municipios de la Sierra de Huelva, donde permanecerán hasta el periodo mínimo de maduración.
Las idóneas condiciones microclimáticas de la Sierra de Huelva permiten un secado natural. Este proceso se extiende durante un periodo mínimo de 12-18 meses.
Este cuidado proceso nos deja un manjar de aroma delicado y exquisito con un sabor intenso y único que lleva siglos deleitando paladares de todo el mundo. Sus rasgos distintivos son la caña estrecha y alargada, color oscuro de la pezuña, coloración brillante y vetas de grasa entreveradas entre su carne magra.

garbanzo de escacena

IGP Garbanzo de Escacena

Su color blanco y su sabor suave, con texturas mantecosas, son características únicas del Garbanzo de Escacena, un producto exclusivo que acapara reconocimientos internacionales por su calidad superior.
Las condiciones de la región de Campo de Tejada, que aglutina seis municipios del Condado onubense (Escacena del Campo, Paterna del Campo, Manzanilla, Villalba del Alcor, La Palma del Condado y Villarasa), son idóneas para un cultivo de larga tradición en la provincia.
El garbanzo de Escacena es un producto de gran importancia en la cocina onubense, en especial en recetas típicas como los garbanzos con bacalao.